¿Cómo sacarle ventaja a la crisis?

Como en cualquier etapa de la vida, una crisis que irrumpe en un negocio, sin importar el tamaño, si es bien gestionada puede transformarse en la mejor herramienta de aprendizaje, lo más importante es estar preparados y actuar adecuadamente.

¿Qué es una crisis?

Una crisis no siempre supone un cierre o paralización de las actividades empresariales o ponen en riesgo la vida de las personas (como la que estamos viviendo hoy en día) y casi siempre suponen una amenaza a la reputación de una organización o persona, incluso si es a través de la necesidad de demostrar fuerza y liderazgo. Con el fenómeno de la globalización las empresas han aumentado su poder y al mismo tiempo su vulnerabilidad, no hay que dejar de lado el uso de redes sociales que hacen a las noticias viajar en segundos al otro lado del mundo y a una gran cantidad de destinatarios.

Este cambio en el entorno convierte a una crisis en algo cada vez más compleja, con más incertidumbre y por esto la gestión de ellas requiere mayor especialización y mayor conocimiento.

Un plan de crisis es la brújula que nos guiará en estas aguas agitadas hacia la resolución favorable del problema.

En resumen, una crisis es un evento de carácter inesperado, limitan la capacidad de reacción, son imprevisibles y de gran importancia para los públicos de interés de la compañía: clientes, accionistas y proveedores.

¿Cómo sobrevivir a una crisis?

ADAPTABILIDAD

A lo largo de la historia hemos visto que los que sobreviven son los que más rápido logran adaptarse a los cambios en el entorno, de la misma manera debes estar preparado para dar el salto que sea necesario con tal de sobrevivir. Las acciones que se tomen deben ser decisivas y contundentes, porque el entorno ya cambió.

FLEXIBILIDAD

Cuando estás en medio de una crisis debes tener la capacidad de adaptarte rápidamente, usar todos los recursos disponibles y moverlos de una lado a otro llegando al límite de la flexibilidad sin romper la organización. Estos cambios van a implicar la toma de medidas drásticas, innovar con productos y servicios que antes no los ofrecías pero ahora son una demanda del mercado. Con la crisis causada por la pandemia tenemos ejemplos de compañías como Repsol que adaptó los equipos en uno de sus laboratorios de lubricantes para empezar a producir gel desinfectante, New Balance y Joma, empresas de calzado transformaron su línea de producción para hacer mascarillas y batas de protección para el personal médico.

No debes olvidar en este periodo el estar atento a todos los factores financieros, ingresos, egresos, tipo de cambio y cobranzas, esto debe ser medido todos los días rigurosamente.

RESILIENCIA

La capacidad de cada empresa o persona para salir adelante después de una crisis. En este punto debes ser cuidadoso con tu flujo de caja.

Esto es un valor añadido y un valor altamente reconocido en los públicos de interés.La reciliencia no es solamente se sobrevivir sino salir de la crisis fortalecidos y haber aprovechado de una manera positiva el evento en contra.

DINÁMICA

La innovación no debe detenerse, los planes, servicios o productos que tenías planeados arrancar en mediano plazo deben arrancar ahora. Aprende rápidamente, el mercado ya cambió y debes empezar a atacarlo. Modifica tu modelo de negocio, si tienes un producto que puede venderse digitalmente o entregarse a domicilio escálalo de la mejor manera para que se adapte al nuevo entorno.

PLANIFICACIÓN

Debes conocer a profundidad tu DAFO (interno y externo), si no lo has hecho todavía ¡hazlo ya! y en base a ese análisis planifica y establece protocolos de acción. Deja la improvisación para otro momento, acciones improvisadas pueden causar más daño del la crisis en sí puede generar.

Si quieres saber más escríbenos a lalvear@zonadigital.ec

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *